Feed de
Artículos
Comentarios

El nuevo tren Alvia nació para alivio de los que estábamos mortificados con el antiguo “tren” Estrella, que en mi caso iba de Barcelona a San Sebastián, tardaba una diez horas y se movía tanto que te daba la impresión de que alguien te movía de los hombros. Y para nuestra sorpresa y después de muchos años apareció este “tren bala” para los pobres pasajeros que en seis horas justas, te lleva al destino. alvia

¿Comodidad? Bastante ¿puntualidad? Por el momento sí ¿Horarios? Muy malos, o a primera hora de la mañana o de la tarde. Y punto. Si bien se acabó el compartir noche y litera en el Estrella con desconocidos y almas cándidas que roncan y a las que les huelen los pies, sin darte cuenta, y pese al traqueteo, el tren de marras te dejaba en la estación soñoliento pero medianamente descansado. Y eso se acabó.
Ya hemos dicho que el nuevo tren es cómodo, pero es que además, por un poco más de dinero vas en Preferente, donde puedes reclinar el asiento, te ponen una peli, puedes ir en asiento individual y sí, te daban un periódico, una bebida al llegar, la toallita caliente para la mano sucia y la cena. La típica de avión que igual apenas tocas, pero te la daban y pasabas el rato, picoteando, con tu cevecita o vinito o lo que fuese. De tanto decirlo a la gente, llegó el día en que ki y bigki me visitaron y, expectantes al diario, a la copita y luego a la cena, vieron cómo todo el vagón asombrado era sometido a este recorte que vino de la noche a la mañana y sin avisar. Que no, que no pasa nada. Pero avisen, oigan, que por allí no pasó ni dios. Ahora he visto que en la web marcan con un asterisco las excepciones y es que joder, que no han dejado ni la copilla, oyes.

Una Respuesta a “De cómo el Alvia dejó de “agasajar” al pasajero”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El nuevo tren Alvia nació para alivio de los que estábamos mortificados con el antiguo ?tren? Estrella, que en mi caso iba de Barcelona a San Sebastián, tardaba una diez horas y se movía tanto que te daba la impresión de q…

Escribe un comentario