Feed de
Artículos
Comentarios

Y este es el tercer y último post monotemático antes del sorteo. Para que luego digan que los gatos no hacen compañía… Monk es tan mimoso que te acompaña hasta el WC. Maúlla o lo intenta cuando hay alguna puerta cerrada porque quiere estar contigo, ronrronea como un poseso cuando le acaricias y siempre se pone cerquita nuestro para estar con gente. No se puede aguantar. Esta sesión de fotos es de Ki y Monk, en modo ordenador.
monkmonkmacmonk

Escribe un comentario