Feed de
Artículos
Comentarios

Siete minutos es el tiempo que tarda una mujer en llegar al orgasmo. O así lo pensaba el autor del libro del mismo nombre, sometido a juicio por obsceno. Escrito en 1969 por Irving Wallace, narra la historia de un autor norteamericano que viaja a París para encontrarse a si mismo, conoce el amor y escribe un libro donde relata el placer y la sexualidad de la mujer. Editado en una época donde reinaba la censura de la literatura por incitar a la gente a cometer actos “impuros”, el libro es sometido a juicio, donde se desvela cómo otros libros imprescindibles han padecido la censura, cómo un país aparentemente conservador se esconde tras el velo del puritanismo más hipócrita y de cómo una buena defensa es capaz de cualquier cosa. A medida que te sumerges en la lectura, el libro se vuelve cada vez más interesante y lleva al lector a plantearse varias cuestiones. Porque en definitiva, qué es obsceno es totalmente aleatorio y subjetivo, incluso hay pasajes bíblicos que pueden considerarse “obscenos”. Esto es dependiendo de quien lo interpreta, o no. Es interesante cómo Wallace pone de manifiesto el peligro de la censura, las citas de grandes pensadores acerca de lo que es o no lascivo y de lo que es o no perjudicial para las personas desde un punto moral. En fin, que el libro ha estado realmente bien.
Libro descargable.
irvin

Ya hay 2 Respuestas a “Los siete minutos, Irving Wallace”

  1. Ki dice:

    Como siempre Ner me dejas sorprendido con los libros que sueles leer jejejeje

    Yo no suelo salir de la ciencia ficción.

  2. Solo revisando y leyendo cuidadosamente libros con alto contenido de veracidad pueden las personas pensar sin prejuicios y limitantes. Además se describe la naturaleza humana, de cada persona es la decisión de determinar qué es lo malo y qué es lo bueno, todo está en la mente.

Escribe un comentario