Feed de
Artículos
Comentarios

Tiene su gracia: noticia de El Periódico.
A Enriqueta Sáez, Enri a partir de aquí, le encanta hablar. Construye su discurso mientras lo recita, usa las manos como complemento directo y va y vuelve sobre sus palabras con un armónico caos que al final logra dar sentido a todo lo que dice. Escuchándola, pues, se hace raro imaginar cómo pudo ganar un Porsche Cayenne sin tener que abrir la boca. Lo cierto es que le bastaron unos 150 mensajes de móvil. Y muy buena (o muy mala, según se mire) suerte… (Leer noticia)

Escribe un comentario