Feed de
Artículos
Comentarios

Sí, al más puro estilo del Holocausto Canibal, pero esta vez de verdad y mucho más atroz, han encontrado un carrete de fotos, 63 años después, con diez fotografías inéditas y dantescas de las horas posteriores al desastre de Hiroshima. Fue hallado por el militar norteamericano Robert L. Capp dentro de una cueva (En 1998, las donó a una institución pública con la condición de que no viesen la luz hasta 2008, y ésa es la razón por la que nunca antes habían sido expuestas en público hasta la fecha), en las afueras de la ciudad de Hiroshima y fueron tomadas por un desconocido fotógrafo japonés. Muestran con nitidez el horror y la devastación que causó la bomba atómica Enola Gay lanzada por los Estados Unidos.

El Ejército de los Estados Unidos lanzó las bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente. Estos ataques fueron los únicos perpetrados con bombas atómicas de uso militar no experimental. En pocos segundos, ambas ciudades quedaron devastadas y se calcula que en Hiroshima la bomba mató a más de 120.000 personas, de una población de 450.000 habitantes, causando otros 70.000 heridos y destruyendo la ciudad casi en su totalidad”. DV.

Escribe un comentario