Feed de
Artículos
Comentarios

Esta es la historia de una amiga que antes de salir de juerga decide ir con otras amigas a ver un teatro de marionetas indias. Al salir, unas indias pintaban las manos con henna o mehndi como hacen ellas en su país con diferentes simbologías. La verdad es que lo hacen todo a pulso y suele quedar realmente bien, sabiendo de antemano (ella lo sabía, ya había viajado a India) que a) es pringoso b) hacerlo un fin de semana significa que irás a currar con la mano descolorida una o dos semanas y c) tarda bastante en secar. Pues bien, sin tener ninguno de estos principios en cuenta y alentada por un par de cervezas y el embrujo de las marionetas de Rajastán, se atrevió con el ‘tatuaje’, que por el aspecto de la foto podéis ver cómo era, y no os podéis imaginar cómo llego a su casa (ella y algunos de alrededor) después de una noche de farra… 

Ya hay 2 Respuestas a “De cómo una, hace una gracia y termina la noche con henna hasta en el tímpano”

  1. Ki dice:

    Siempre ocurren cosas de esas que de calentada haces algo y luego ves la consecuencia.
    Pero bueno es muy bonito lo de la henna cuando te lo hacen bien 😀

  2. Ñañe dice:

    cuando quieras te hago algo 😉 q tengo la henna muerta del asco en un armario jejeje. La verdad es q tengo henna,pero nunca me han hecho un dibujo de ese estilo, me he hecho yo alguna chapucilla q otra…jijiji

Escribe un comentario