Feed de
Artículos
Comentarios

El lenguaje del cuerpo

Este libro me lo compré con la intención de comprender un poco más cómo se comporta la gente cuando se está en reuniones o cuando están en grupos de gente, tanto conocida como desconocida.
portada del libro

Los autores de este libro también han escrito otros como por ejemplo: “Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas”.

Un curioso título, la verdad, pero en cierto modo muy real, jejeje
La idea del libro en sencilla. A través de los movimientos de la gente se puede comprender en qué está pensando en ese momento. Es decir, que pueden estar dándote la razón en un tema pero gracias a las posturas de las persona descubrir que solo te está dando la razón como una máquina.

Una cosa curiosa por ejemplo que lo explican en el libro es por qué los hombres nos fijamos más, o mejor dicho, por qué marcamos mucho el hacia donde estamos mirando. Parece ser que en realidad los hombres tenemos una visión peor en las distancias cortas, mejor dicho, nuestro ángulo de visión es más reducido con lo que acompañamos con un movimiento de cabeza (a veces exagerado) cuando nos fijamos en un punto cercano. Los hombres tenemos una visión de tipo “túnel”, es decir, que vemos mucho mejor en las distancias largas. Esto es debido a nuestro pasado como cazadores. Es por eso que cuando un chico mira el escote de una chica se le nota a la legua lo que está mirando en realidad.


Otra curiosidad por ejemplo es sobre un “cliché” sobre las mentiras. Siempre se ha dicho que los mentirosos no te miran a los ojos cuando te miran, pero curiosamente es todo lo contrario. Los mentirosos tienden a forzar el mirar a los ojos porque es lo que se supone que les delataría si dijesen una mentira. Así que el modo de detectar que te mienten es más complicado de lo que pensamos, tendríamos que fijarnos en las pupilas y los cambios de voz.

También se habla de las distancias que se deja entre las personas. El espacio de intimidad que dejamos. Este acaba variando no solo por el interés que tiene una persona en otra sino que también depende de su cultura. Por ejemplo un japonés no se te acercará y mantendrá distancias mas bien grandes entre los dos, mientras que un italiano seguramente para cuando te des cuenta te estará dando palmadas o pasándote el brazo por el hombro. (La sangre italiana jejeje)
El libro es bastante curioso y te explica con ejemplos cada uno de los casos. Tanto para hombres como para mujeres y algunas ocasiones hasta en diferentes ámbitos culturales.

Creo que merece la pena echarle un vistazo si puedes hacerlo. Si estas pensando en comprar un libro de este tipo esta es una buena opción.
Lo he leído y me pueden mentir igual que antes y yo caer pero bueno por lo menos me he entretenido un poco leyendo y he aprendido cuando no me prestan atención y cuando sí.
Para más señas mandadme un e-mail en la sección de contacto y responderé encantado a tus preguntas sobre el libro. Siempre que esté en mi mano, claro 😀
La editorial es Amat y los autores son Allan y Barbara Pease.

Para echar un ojo al libro puedes mirar aquí:
Página con hojas de muestra

Ya hay 8 Respuestas a “El lenguaje del cuerpo”

  1. Ner dice:

    Qué bueno, no??Muchas curiosidades. La verdad es que me interesa para ver cómo se comporta la gente en las reuniones de trabajo.

    Por otro lado, que el problema de la falta de suspicacia y la exageración en las miradas de los hombres viene dada por una falta de ángulo visual??? por su pasado “cazador”?? Más que curioso es gracioso, seguro que eso lo ha escrito el autor masculino, en vez de reconocer otras “cualidades” o la carencia de ellas..

    Ahora, tendré que esmerarme más cuando te meta una bola, ki, jeejeje

    Pienso leermelo fijo. :)

  2. ltc dice:

    jajaja …. pues yo como cazadora debía ser una M…. porque veo muchopeor de lejos que de cerca…..
    cuenta más cosas que diga el libro por favor…. que quiero empezar a fijarme en estas cosas cuando este en una reunión…

  3. Ñañe dice:

    si, yo ya no puedo desconectar de la conversacion si que se de cuenta :( una pena…(maldito libro….grrr) 😉

  4. Ner dice:

    ltc, tú yo yo, debimos agudizar mucho la vista en la caza nocturna, porque se nos ha atrofiado el mismo ángulo visual, jejeje

    Sí, debe ser genial saber si se te están escuchando interesados, si están pensando “qué coñazo”, qué se yo… pero nunca sin llegar al super poder del de Héroes. Me conformo con detectar el aumento de pupilas cuando me mienten… y tú con media sonrisa “sí, sí, claaaaaaaaaro que sí. Ajáaa. Sin dudaaa. Aisss”

  5. Ner dice:

    Ki, qué contradicción:” Los hombres tenemos una visión de tipo “túnel”, es decir, que vemos mucho mejor en las distancias largas. Esto es debido a nuestro pasado como cazadores. Es por eso que cuando un chico mira el escote de una chica se le nota a la legua lo que está mirando en realidad.”…….
    Yo creo que el tema de la intensidad de la mirada sin disimulo a los escotes es inversamente proporcional a la distancia en la que se encuentra el mismo, es decir…. cuando más cerca….. la mirada es más exagerada, no mirada tipo túnel, ni leches.. jejejejejejej

  6. Ki dice:

    hombre… esta claro que algunas miradas se pierden en el escote 😀
    Pero ya es porque se deja de pensar con la cabeza y se empieza a pensar con el “otro ” cerebro que es mucho mas pequeño XD

  7. Lo de mirar a los ojos… depende, eso va en cada uno, por razones de confianza, autoestima, etc, pero lo que sí es cierto es que para recordar algo, tendemos a echar una mirada rápida hacia la derecha y cuando mentimos, a la izquierda, independientemente de si el resto del tiempo miras a los ojos o no.
    Aunque, sí, realmente el libro te enseña unas cuantas cosas del todo interesantes. Yo me basé en él para un trabajo de Desarrollo Comunitario, y la verdad es que fue genial.
    Saludos!

  8. Ner dice:

    Qué gracia y qué curioso. La verdad es que no somos tan diferentes, que no?
    Lo de mirar a la derecha para el recuerdo e izquierda para mentir, qué bueno.
    Pues me lo voy a leer, fijo.

Escribe un comentario