Feed de
Artículos
Comentarios

Una de las noticias más sobrecogedoras por su crueldad, impotencia y violencia que he visto últimamente es el ataque militar de Myannmar (Birmania), el país más corrupto del mundo según se publica hoy en una estudio internacional, contra 800 monjes budistas manifestados contra el asfixio de la población por la brutalidad de un régimen dictatorial que dura ya demasiado tiempo, desde 1988. Eso sí que es nausebundo. Esa imagen pura de los monjes budistas, quienes son una institución en el país más pobre de sureste asiático, causan devoción y que además dan ejemplo social, luchando por la libertad en silencio y atacados y asesinados por la Junta Militar.
monks

Escribe un comentario