Feed de
Artículos
Comentarios

Me ha hecho gracia al leerlo en Expansión y me ha recordado una anécdota buenísima. Resulta que según un estudio elaborado por Hotelclub.com, el 40% de los viajeros españoles se lleva a casa alguno de los accesorios de la habitación de hotel: jabones, toallas, esponjas, peines, vasos, abrelatas, artículos del minibar, lámparas… y el albornoz. La típica prenda en la que en la tienda ni te fijarías suele acabar en la maleta del turista español medio, según dice el informe. Pues cuidado, en un viaje de prensa, cuando todos los periodistas estábamos en el autobús para irnos, el del hotel nos hizo parar porque faltaban dos albornoces; que no nos iríamos hasta que saliesen los “roba albornoces”. Uno de ellos salió al momento, alegando que pensaba que era para nosotros, mientras que el segundo no salió. Dejó pasar tanto tiempo, la inquietud del personal con ganas de irnos, y la vergüenza del ladrón. Al rato oímos unos sollozos provocados por la vergüenza más salvaje y una mujer tuvo que confesar. Casi me muero de risa y vergüenza ajena. Por favor, “!no seamos cutres!”.

Ya hay 3 Respuestas a “¿Y si me llevo el albornoz del hotel?”

  1. Parzival dice:

    Yo creo que nunca me he llevado nada de un hotel. Usarlo como me dé la gana sí, pero llevármelo…

    Es que dá una imagen de cutrerío, que en fin… Yo no podría volver al hotel xD

  2. Ki dice:

    Yo de un hotel tampoco me he llevado nunca nada. La verdad es que para esas cosas siempre he sido muy cortado.
    Como bien dice parzival pues he hecho lo que me ha dado la gana, sin cortarme por vecinos o el que dirán…. pero albornoces y cosas de ese tipo siempre se han quedado en el hotel.
    ( los jabones también eh? )

    bueno… quizás algún bolígrafo cutre de propaganda……… pero bueno esos los regalan no? 😀

  3. Ner dice:

    Lo confieso. En estos últimos viajes me he llevado los botecitos. Pero es que claro, ahora con la nueva normativa del aeropuerto si no facturo, necesito 200 botecitos (con la bolsa de un litro a reventar). Fui a Sephora y cada uno (enano) 1 euro, y me hice con bastantes que he ido perdiendo o dejando. Después me he ido encontrado con algunos bien majos en mis últimos viajes.
    Ah, y siempre he confesado a la gente con la que he viajado antes de pasar el control que los llevo y el motivo, para que no piensen “qué cutre” , jejejee.

    Pero un albornoz?? en la vida.

Escribe un comentario