Feed de
Artículos
Comentarios

Esta sugerente metáfora hace referencia a un sanatorio de gente acaudalada situado en Suiza. Los pacientes, “clientes” en todo momento para el autor, Alfredo Marqueríe, conviven en un entorno gratificante en algunos casos, en otros llenos de dolor. Marqueríe llega a este sanatorio aquejado de un problema en una pierna y encuentra en su habitación el diario de la paciente anterior, Mary. Éste detalla la vida de la mujer francesa postrada en una silla de ruedas y sobre todo, sus vivencias en el sanatorio, ofreciendo al imaginario lector todo lujo de detalles sobre el resto de internos: sus vidas, sus manías, sus chismorreos, sus situaciones, en ocasiones duras y/o ridículas que allí se vivían… hasta que llega el amor en forma de pintor español. Su tranformación ante esta nueva situación le conduce casi a la locura, culminando en un trágico final. El libro es el diario de Mary con comentarios de texto del autor. Escrito en 1975, la edición antigua la encontré en el Mercat de Sant Antoni, y la verdad, es que ha estado bien. También se encuentra en película con Kirk Douglas y Eleanor Parker, y dirigida por Wyler William. Se llama Detective Story.
antesalainfierno

Ya hay 3 Respuestas a “La antesala del Infierno”

  1. Ki dice:

    Creo que ese libro es demasiado ladrillo para mi 😀
    No es el tipo de libro que suela leer habitualmente.

    Yo estoy mas acostumbrado a leer cosas relacionados con magia y demás y sino pues críticas sociales de algún hecho en particular.
    o sino pues alguna flipada tecnológica que siempre le sienta bien a uno en el cuerpo.

    Eso si Ner, me encantan los mercadillos a los que me llevas cuando estoy en Barcelona. Me encanta estar rodeado de libros de todo tipo y encima saber que son asequibles .
    A ver cuando volvemos!!!

  2. Ner dice:

    ladrillo?? qué va, hombre. Para puros algunos de los que tú te lees, jeje.
    El Mercat de Sant Antoni es una auténtica gozada. si vas con tiempo puedes encontrar libros muy buenos y baratísimos. Auténticas joyas, claro que con la marabunta humana que suele ir, me suelo poner histérica y me largo cuando encuentro algo….

    Cuando quieras, y vengas a bcn, te llevo!! (uhm,… me suena que lo iban a cambiar de sitio o algo…..)

  3. Ner dice:

    Ahh, y otro mercadillo que te llevé es el de Els Encants, que ahí hay absolutamente de todo! En la Uni hice un trabajo de fotografía en b/n y saqué fotos cojonudas: un tio llevando a hombros un cristo de iglesia (pedazo foto, dónde encuentras algo así), máquinas de escribir y otros aparatos de hace cien mil años y puestos donde la gente tenía de todo, muñecos de los ochenta, en fin.. impresionante. Ah, y aunque tuve que pedir permiso para las fotos, casi me rompen la cámara unos por sacar.

    Pero bueno, a lo que iba, es que Ki, anduviste inmerso en pilas de chips y cosas que para mi eran lo que podríamos denominar “BASURA” y tu como loco, rebuscando, vete a saber qué. jeje. Pero oye, cuando quieras te llevo otra vez, of course.

Escribe un comentario