Feed de
Artículos
Comentarios

Que los turistas borrachos pueden resultar peligrosos (por aquello de la falta de respeto) es una realidad, pero las últimas noticias que vienen desde China, indican que hay gente que además, está como una cabra. Un turista chino borracho, Zhang Xinyan de 35 años (después de beber 4 cervezas) ha entrado en el recinto del oso panda Gu Gu del zoo de Beijing, un ejemplar, precioso por cierto, de seis años. El oso panda mordió al turista en las dos piernas y el turista respondió mordiendo al pobre animal en la espalda. El turista dijo que no pensaba que los pandas podían ser violentos. Por cierto, dijo al diario Beijing Morning Post que había viajado a la capital china “sólo para ver pandas” después de siete horas de tren. El individuo dice que sólo quería tocarlo… lo abrazó….. y el animal, como era de esperar, le mordió.

Escribe un comentario