Feed de
Artículos
Comentarios

Ayer leía sobre el proyecto que pretenden llevar a cabo en un parque de Barcelona en el que han diseñado una gran cúpula que desprende agua, de forma que rodeará al paseante (“cómo una sensación de estar dentro de una catarata”), realmente una invitación al relax, ¿no? O eso me pareció, siempre y cuando no se llene de indeseables.
Por otro lado, la ciudad tendrá una obra de la arquitecta iraní Zaha Hadid, la torre espiral, Spiralling Tower (no se han vuelto locos buscando el nombre).

Según dice el diario a la prensa extranjera no se le ha escapado. The Times publicó esta semana que la ciudad de Los Angeles, que ha decidido construir un centro histórico hasta ahora inexistente a base de gehrys y moneos, está “haciendo una Barcelona”. El espectacular edificio, que se asemeja imperfecta a una torre de sandwiches o de CDs, portará la imagen del futuro Campus del Besòs, en la zona Fórum. La torre, que, según lo previsto, estará acabada en el verano de 2008, acogerá oficinas y las dependencias universitarias que afecten a la formación continua.

Escribe un comentario