Feed de
Artículos
Comentarios

Se me ha ocurrido este tema, porque a mi cuando me iba a meter en uno de esos cacharros que vuelan (aviones creo que se llaman) pues siempre me he hecho una pregunta: ¿Y si pierdes el vuelo? ¿Si llegas tarde, qué pasa?
Solo decir, por desgracia, que en mis experiencias personales se encuentra el hecho de perder un vuelo así que, os contaré cómo me fueron las cosas.
A mi me sucedió volviendo de Londres, desde el aeropuerto de London Stansted.
Por motivos de la vida y el azar, me encontraba a las 13:45 corriendo junto a más compañeros de viaje hacia la cola de embarque, teniendo las maletas facturadas desde hacia 1 hora y media más o menos.
El avión tenía como hora de salida las 14:10, rumbo Biarritz (Francia).
Cuando llegué a la cola de embarque descubrí que iba a tardar más de lo esperado en poder pasar el detector de metales y el “cacheo” de mis queridos policías.
A las 14:00 estaba situado frente al detector de metales quitándome todo tipo de objetos metálicos para pasar por el detector y no tardar más de la cuenta en ese trámite.
!Conseguido! pasé tranquilamente el detector de metales pero… como soy un chico de complexión media de 24 años de edad y con cara de “empanado” el policía pensó que podría llevar una bomba nuclear debajo de mi sobaco por lo que empezó el cacheo.
En esos momentos te cagas en el pobre hombre pero solo piensas que bueno, tardará poco y te dará tiempo.
Mientras se produce el cacheo…Eureka!! El policía acaba de encontrar algo secreto, algo que llevaba escondido junto a mi cuerpo. ¿Un kilo de hachís? ¿Tal vez cocaína? o quizás mejor…
Un nuevo prototipo de emisor nuclear para irradiar todo el avión con rayos gamma y apoderarme del aparato…
Pues sí, el hombre había encontrado, mi pasaporte junto a 100 libras esterlinas en mi cinturón “anti-cacos”.
Tras una sonrisa del hombre y una disculpa (la verdad es que era majo el chico) continué mi camino con el resto de mis compañeros, que habían pasado el mismo proceso que yo.
Ya eran las 14:05.
Los nervios empezaron a aflorar en todos mis compañeros… y yo, en ese momento, solo pensaba en llegar a mi querido asiento en el avión.
Un policía situado a menos de 5 metros del anterior decidió que yo podría ser cómo no, a pesar de haber sido cacheado, y no hubiesen encontrado nada, un potencial “camello” (parece que habían echado atrás la idea del aparato nuclear) por lo que decidió que era imperativo que el perro me olisquease hasta las partes.
El perro se tomó su trabajo a conciencia es verdad, lo más gracioso era la mancha que me había dejado en la entrepierna con su hocico lleno de “mocos”. (Realmente es solo la humedad que tienen en la nariz)
Cuando el perro parecía que iba a terminar de hacer su trabajo, parece que se puso nervioso con mi bolsa de plástico… el policía también.
Ese el momento en que le dices al policía que los sándwiches de jamón y queso y los de chorizo tienen que estar muy ricos porque el perro está como loco. El policía sonríe y te hace la apreciación “tranquilo, ya le hemos dado de comer”. Un chiste fácil, pero la verdad es que me hizo gracia.
Después de eso, las 14:08 aproximadamente.
Uhmm… sospecho que no llegamos…. es momento de correr mucho más.
Gatee 49…..Gatee 49…. Uhmm tenemos que coger el tren del aeropuerto, estupendo.

14:10 (el avión ya esta cerrando la puerta de embarque y preparándose para irse)
En ese momento estábamos dentro del tren pensando que a pesar de ir “rápido” íbamos como tortugas. Por fin para el tren. Es el momento de correr como locos.
De mis compañeros llego el primero a la puerta… y me doy cuenta rápidamente que no había vuelta atrás, acabábamos de perder el avión de regreso a casa.
Una cosa importante en estas situaciones es no perder los nervios bajo ningún pretexto, ya que a fin de cuentas, tú eres la persona que ha perdido el vuelo y nadie más.
Aunque tú no tengas culpa de las “circunstancias” que te han hecho llegar tarde a la estacion, la cruda realidad es que el avión no esta y tú sí, por lo que eres tú quien ha de solucionar los problemas inmediatos.
Uno de los primeros pasos es buscar a una azafata y explicarle la situación con tranquilidad, aunque no sea la azafata de tu vuelo.
¿Qué le digo?
Básicamente hazle entender que has perdido el vuelo, y pregunta que puedes hacer.
Si es de las típicas compañías de vuelos baratos 100% seguro que has perdido el vuelo y el dinero del vuelo.
Si es de las compañías más serias, puede darse el caso de la reubicación de vuelo, básicamente que te metan en otro vuelo sin pagar. (En mi caso fue de bajo coste jejeje)

¿Y ahora qué hago?
LAS MALETAS. Creo que es el momento idóneo para que te empieces a preocupar de tus maletas. Asi que… pregúntale a la azafata donde están tus maletas.
Hay dos posibilidades. Que estén haciendo turismo ellas solas allá a donde ibas o que estén en la sección de “recuperación de maletas”.
Si eres afortunado, la azafata te llevara a una sala en la que (seguro) habrá mas turistas/gente cogiendo sus maletas.
(Yo gracias a dios tenía mis maletas en la sección que he comentado)

Ya tengo mis maletas (o al menos sé donde están) ahora sí que sí, ¿Cómo volver a mi querida casa?
Bien, hasta el momento no has tenido que dejar que tus nervios se apoderen de ti, si no lo pasaras muy mal porque ahora viene la parte más divertida.
Te encuentras en un aeropuerto, tirado, pensando en por qué leches no estás en el avión, mirando a tu alrededor fijándote en si hay algún idiota como tú (es la naturaleza humana, no digas que no lo has hecho porque estoy SEGURO que sí).
Ahora debes centrar tus fuerzas en conseguir un billete de ida a tu destino, es el momento de ir mirando precios y fechas.
Un consejo, aunque sea muy curioso, los vuelos más baratos los vas a encontrar por Internet, haciéndote descuentos de hasta un 50% en relación al precio que te dicen en mostrador.
En muchos aeropuertos hay una zona donde puedes por poco dinero, estar un rato en Internet, asi que es el momento de ir mirando los vuelos de bajo coste: D

El vuelo que he cogido es para mañana, ¿Qué hago?
Bienvenido al maravilloso mundo de los aeropuertos jejeje.
Si tienes un saco de dormir, lo usarás. Búscate un sitio cerca de la zona de bares, o al menos que este lejos de las puertas (generalmente automáticas).
De esa manera, no pasaras frío. De todos modos, si te asusta quedarte dormido y que alguien te pueda robar hasta el carné de identidad, lo mejor es hacer turnos para dormir.
Y si tienes vergüenza de dormir en el aeropuerto… te aseguro que verás gente a la noche dormida en cualquier parte por que lo que se te irán las vergüenzas rápidamente.

Ki


Escribe un comentario